Eutopía

La silla de la cuarta revolución industrial.
Francisco Gómez Paz
Diseñador Industrial

Francisco Gómez Paz presenta Eutopía, silla que con sus 1800 gramos de peso y ausencia total de clavos y tornillos se constituye en una de las más livianas del mundo.

Hecha en Argentina con tecnología de la cuarta revolución, la pieza de diseño cumple con todos los estándares de calidad del mercado internacional.

Eutopía fue presentada en el Fuori Salone de Milán, siendo el atractivo de la prensa mundial que destinó páginas a su presentación.
 
Su diseñador, el argentino Francisco Gómez Paz, presenta definición, idea, concepción de la cuarta revolución, proceso de fabricación y presentación en Milán de su creación.

“Eutopía ha sido diseñada en toda su complejidad objetual y productiva para ser fabricada en serie utilizando tecnologías flexibles.”

 

Francisco Gómez Paz

La silla pesa tan solo un kilo ochocientos y no tiene ningún clavo ni tornillo.

Está hecha en su totalidad con encastres y un pegamento sumamente resistente que se utiliza en industrias de altísimo nivel.

El proyecto se inserta en el contexto histórico de la fabricación 4.0 o «artesanía digital».

Para Gómez Paz la silla nace del contexto, de la posibilidad histórica de poder diseñar y hacer una silla de extrema calidad en el contexto de una pequeña realidad.

En ese contexto nace su técnica, que tiene partes hechas con corte láser y partes fresadas, así como el trabajo que tuvo que hacer para que ese objeto tenga una calidad valorable a cualquier producto fabricado por las grandes industrias.

El diseño también incorpora impresión 3D para la creación de guías específicamente precisas, modeladas por computadora, montadas en un conjunto, que luego sirve para generar todas las perforaciones en las posiciones adecuadas. Cuando el producto final se monta, el conjunto de piezas se encuentra en una posición absoluta perfecta.

Para Gómez Paz, Eutopía es un mensaje de esperanza para países donde la industria sufrió o le costó crecer. La silla representa la oportunidad de saltar y encontrarse de repente en el futuro. Según él, podría ser una buena oportunidad para la Argentina y para el diseño argentino en general.

“La robustez, las terminaciones, la calidad del proyecto y del producto no aceptaron ninguna excusa.”

Pin It on Pinterest

Share This